Últimas noticias
Inicio .:. Cine .:. Crítica de ‘Dando la nota’. Universidad a capela.
Crítica de ‘Dando la nota’. Universidad a capela.

Crítica de ‘Dando la nota’. Universidad a capela.

Beca (Anna Kendrick) una joven DJ aficionada, empieza su primer año en la Universidad de Barden. Allí no encaja con ningún grupo, pero acaba viéndose obligada a formar parte de uno que jamás habría escogido por sí sola. El de Aubrey (Anna Camp) y Chloe (Brittany Snow, una veterana en este tipo de cintas), líderes de un grupo femenino de canto a capela que busca remontar el vuelo después de una mala y ‘pegajosa’ experiencia.

‘Dando la nota’ es la última producción de Universal, que en esta ocasión ha formado equipo con la actriz Elizabeth Banks (Los juegos del hambre) en su faceta de productora para traernos una comedia musical entretenida y ligeramente incorrecta.

El libro ‘Pitch perfect: The quest for collegiate a capella glory’, de Mickey Rapkin es la fuente de inspiración de esta película sobre gente joven, atractiva (casi todos), y que compite hasta en la ducha. Y es que ‘Dando la nota’ quiere jugar al despiste, intentando ofrecer  personajes originales y situaciones llevadas al extremo más hilarante y políticamente incorrecto. Sin embargo se queda a medias, puesto que el guión por mucho que se intente disimular y jugar con ellos, contiene más de uno y más de dos tópicos del cine ‘teen’ americano, como la guapa-pero-incomprendida protagonista, la intransigente líder que al final se redime, incluso el personaje de Amy la gorda (Rebel Wilson), que es de lo más comentado y celebrado de la película, no deja de ser un cierto cliché en este tipo de cine de los últimos años. El secundario con mucho morro, algo desequilibrado, y responsable de los comentarios más inesperados y ácidos. McLovin de ‘Supersalidos’, el inestable y barbudo Alan de ‘Resacón en Las Vegas’ etc. En este aspecto hay que destacar casi por encima de Amy la Gorda en términos de ocurrencias o situaciones estrambóticas, a Hana Mae Lee, quién interpreta a Lilly, una desconcertante estudiante asiática a la que apenas se le escucha al hablar.

Amy la gorda (Rebel Wilson) se hace con el escenario.

Amy la gorda (Rebel Wilson) se hace con el escenario.

Jason Moore, que tiene en su haber más de un éxito en Broadway, como el musical ‘Avenue Q’ (sí, el de las marionetas), es el realizador de ‘Dando la nota’, su trabajo es correcto, con algún acierto de puesta en escena y sencillez narrativa, cómo el momento de la canción vaso de Kendrick, pero sin grandes momentos que el espectador guarde en la retina. Ni si quiera los espectacularmente bien cantados y bailados momentos musicales de la película son algo especialmente original. La mayoría de ellos están enmarcados de igual modo en esta tradición del cine de institutos o universidades americano: Las competiciones grupales en un atestado y entregado auditorio, las ‘batallas’ con estética pretendidamente callejera (el improvisado ring-piscina nocturno), la pareja de comentaristas del concurso, incluso las audiciones en el salón de actos. Y es que uno no puede evitar pensar en el fenómeno que supuso ‘High School Musical’ al sentarse a ver una película musical y juvenil. Está todo inventado. Lo único que (parece) que se puede hacer es añadir algo de frescura al conjunto con chistes inesperados o diálogos más o menos ágiles y novedosos. ‘Dando la nota’ es entretenida durante la mayor parte de su metraje, divertida en momentos puntuales, pero tópica en otros tantos.

Pero hay que destacar un gran punto a favor, al menos para los aficionados a la música actual, y es que hay una gran cantidad de variaciones y ‘covers’ de canciones del momento y/o célebres de todos los tiempos como Titanium, de David Guetta, Don’t stop the music, Right round, o Just the way you are… Es posible que la dirección de Moore no explote al máximo las posibilidades visuales de los números, pero si hay que reconocer que el trabajo musical es grande y acertado, tanto por parte de los encargados de rehacer y adaptar los temas, gente como el coreógrafo AJ Jones o la supervisora musical Sarah Webster. Cómo de los actores, que realizan un espectacular trabajo vocal y físico, ¿hay algún actor norteamericano que no sepa bailar o cantar?, posiblemente no, pero también es cierto que tampoco es algo innato, sino que se debe a largas y duras sesiones de entrenamiento y ensayos, tal y como vemos en los curiosos vídeos de ‘making of’ que hay por YouTube.

Entretenida, divertida a ratos, enérgica, y con algún destello de originalidad entre un mar de clichés del género.

P.D. Mención especial para los momentos de homenaje a las bandas sonoras del cine de los 80 como ‘El club de los cinco’, E.T.’…

Acerca de Aldo García

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien